Seleccionar página

Como en todas las situaciones de crisis, siempre hay quienes buscan sacar provecho de la desgracia ajena, y esta crisis sanitaria, por desgracia, no será la excepción.

Ante determinadas conductas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha habilitado un buzón único para recibir información, denuncias o consultas relacionadas con el COVID-19. Estas denuncias y comunicaciones pueden dirigirse a la dirección de correo electrónico covid.competencia@cnmc.es.

La CNMC pretende perseguir aquellas conductas que puedan afectar a productos básicos, no solo los de protección sanitaria o de alimentación, sino cualquier otro como podrían ser las ayudas financieras instrumentadas por el Gobierno para hacer frente a la situación económica generada por la crisis sanitaria.

Estos días hemos conocido algún ejemplo que se ha hecho viral y hemos recibido también consultas de clientes que nos trasladan conductas abusivas de algunas entidades de crédito. Conocido es el caso de alguna conocida entidad bancaria que pretende condicionar la tramitación de  los “préstamos ICO”, anunciados por el Gobierno para paliar la crisis sanitaria, a la contratación de seguros. Un «clásico» que se viene imponiendo a la hora de solicitar un préstamo.

En otros casos, hemos encontrado situaciones en las que las entidades, sabedoras de las dificultades de encontrar opciones y ajenas a cualquier tipo de solidaridad o sensibilidad social, condicionan la prórroga de pólizas de crédito a la asunción de nuevas condiciones abusivas, y de nuevo, al aval personal de administradores, socios y familiares, que consideraban innecesario hace unos pocos días. Se trata de una nefasta reproducción de las malas prácticas bancarias que llevaron a la quiebra de muchos administradores y empresarios en la no tan lejana crisis de 2008, cuando muchas sociedades -concebidas para limitar su responsabilidad patrimonial personal en el ejercicio de sus actividades- entraron en dificultades económicas y les arrastraron debido a la comunicación de deudas forzada por las entidades bancarias.

Además de lo reprobable de esta actuación en este difícil momento, por parte de algunas entidades financieras que parecen no haber aprendido de la situación a la que nos llevaron determinadas malas prácticas, y de los varapalos judiciales recibidos en la última década, recomendamos dejar constancia escrita de estas actitudes por vía de email o whatsapp, y hacer uso simultáneo de este buzón de la CNMC cuando el caso lo merezca. La CNMC está siendo probablemente, como le corresponde, una de las autoridades más activas en la persecución de conductas de mercado irregulares, habiendo impuesto recientes multas millonarias a las principales entidades financieras de nuestro país. Sirva como ejemplo la sanción impuesta a Banco Santander en 2018, por importe de 4,5 millones de euros, por no actuar en el interés óptimo de sus clientes.

Con independencia de las posibles sanciones o apercibimientos que la CNMC pudiera imponer a las entidades financieras, contar con la mayor prueba posible de estas conductas es fundamental para poder ejercitar las acciones legales que, en su momento, puedan corresponder; o al menos, para presentar la reclamación extrajudicial que permita la cesación y revisión de dichas conductas y ,en definitiva, el acceso a la financiación en los términos establecidos por el Gobierno, sin tener que asumir sobrecostes en la ya de por sí complicada situación económica actual.

Si como empresa o particular, eres víctima de uno de estos abusos, no dudes en contactar con nosotros para que podamos asesorarte y asistirte en la defensa y exigencia de tus derechos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button